Atención oportuna en primavera

Ayuda récord con materiales EPI contra la epidemia para servicio internacional

Si no fuera por la epidemia de este año, quizás no hubiéramos pensado que una fina máscara se convertiría en la última línea de defensa para proteger la salud humana, y mucho menos saber que una pequeña acción puede atravesar montañas, lagos y mares, para calentar el corazón de los distribuidores. Mindray, como miembro de la aldea global, ha estado acompañando a los distribuidores, uniendo corazones y luchando conjuntamente contra la pandemia.
Al comienzo del brote epidémico en el mundo, la mayoría de los distribuidores de Mindray se enfrentaron a la difícil situación de brindar servicios sin usar ropa protectora o máscaras, y expuestos a riesgos de infección. El servicio internacional se hizo cargo de las políticas de la empresa de manera oportuna y creó un cuestionario para los requisitos de material de protección personal y ambiental (EPI) de los distribuidores.

Durante este período, la situación de la epidemia en el mundo iba en un peligroso crecimiento explosivo. La reducción y hasta cancelación de los vuelos provocaron que las tarifas de transporte se dispararan y las políticas aduaneras cambiaran todos los días. Enfrentado a este problema, el servicio internacional lanzó rápidamente un paquete de asistencia integral (con máscaras, gafas, etc. en cada paquete. Apto para 1 ingeniero durante 20 días hábiles o 5 ingenieros durante una semana). En ese momento, las exigencias iban llegando una por una: El peso de envío del material de EPI no puede exceder los 2 kg, el embalaje externo no puede contener palabras "médicas", es necesario proporcionar una certificación de calificación del fabricante, etc. Después de coordinar y comunicarnos con muchas partes, se reemplazaron los materiales de embalaje externo sin palabras prohibidas y se obtuvieron los documentos de calificación requeridos por los fabricantes. El servicio internacional superó muchas dificultades y finalmente lograron entregar los materiales de EPI a la empresa de mensajería.

Según las estadísticas de demanda, la ayuda cubrió el primer lote de 64 distribuidores y el segundo lote de 26 distribuidores. Se tuvieron en cuenta muchos detalles, desde el nombre del distribuidor, la dirección y la confirmación del número de teléfono móvil (la mayoría de ellos trabajando en casa durante la epidemia), hasta la actualización de las facturas de aduana y luego el número de seguimiento enviado a los distribuidores uno por uno. El servicio internacional ha hecho cosas simples de una manera realista, ha ganado elogios de los distribuidores y ha mejorado la imagen positiva de la marca Mindray entre los distribuidores.

Compartir a