Una odisea por COVID-19

John Olaya, ingeniero de servicio, Mindray Colombia


Soy John, ingeniero de servicio de la oficina de Colombia. Este enero de 2020, fui asignado para apoyar a los proveedores médicos que luchan contra el brote de COVID-19. Mi tarea principal era comprobar todos los entornos y condiciones de los clientes hospitalarios y completar la instalación de los productos IVD de Mindray. Llegué a Venezuela el 22 de enero y comencé a colaborar con los clientes locales de inmediato. Durante un mes y medio, viajé por ocho ciudades de todo el país y brindé servicios de soporte a los hospitales locales. Mientras trabajaba en el último hospital en Valencia, la COVID-19 llegó oficialmente a Venezuela y el hospital al que visitaba se encargaba de atender los casos confirmados, por lo que me enfrentaba a un alto riesgo de contraer el virus. Circunstancias tan inusuales me inspiraron a brindar el mejor servicio posible. Como resultado, mi equipo instaló 26 dispositivos IVD y ofreció capacitación integral a proveedores médicos en 13 hospitales de Venezuela.

Cuando finalmente terminé la tarea, otro cambio inesperado obstaculizó mi viaje de regreso a casa. Para evitar la propagación de la enfermedad dentro Venezuela, los gobiernos de Brasil y Colombia cerraron temporalmente sus fronteras con Venezuela. Después de una planificación y una comunicación meticulosa, viajé a Cuba y finalmente regresé a Colombia el 18 de marzo. La odisea por COVID-19 quedará grabada en mi memoria para toda la vida.

Compartir a

Historias de empleados

  • Hogar lejos del hogar

    Ayoub Elbaamrani, especialista en productos PMLS, Mindray Marruecos

    Más>
  • Una odisea por COVID-19

    John Olaya, ingeniero de servicio, Mindray Colombia

    Más>
  • Las vacaciones se retrasan, los suministros, no

    Wei Zhihao, técnico de Compras, Mindray Manufacturing

    Más>