Detrás del "milagro de los 3 ceros" de FAHZU:

un entorno hospitalario más seguro gracias a la solución informática M-Connect de Mindray para cuidados intensivos

Tras un largo vuelo de 5648 millas, la llegada del equipo médico del Primer Hospital Afiliado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zhejiang (FAHZU) levantó el ánimo del personal médico del Hospital Luigi Sacco, un importante centro de referencia para emergencias epidemiológicas y enfermedades infecciosas en Italia.

El hospital Luigi Sacco fue uno de los primeros hospitales en diagnosticar y admitir pacientes con COVID-19 en esta región. A medida que el virus evolucionaba y se extendía rápidamente por el país, el personal del hospital quiso aprovechar la experiencia de China en la lucha contra el COVID-19 y el control de las tasas de infección.

El equipo médico de FAHZU pasó dos semanas en Italia, desde el 18 de marzo de 2020, compartiendo su experiencia y conocimientos de primera mano con el hospital Luigi Sacco y otros hospitales locales, así como con el Departamento de Salud de Milán. El equipo fue especialmente admirado por su "milagro de los 3 ceros", creado por el personal médico del FAHZU.

Equipo médico de FAHZU en Italia

"Milagro de los 3 ceros" del FAHZU

FAHZU es el primer y más importante hospital provincial designado para el tratamiento médico de urgencia de COVID-19 en la provincia de Zhejiang, China. Desde el brote, el campus de Zhijiang de FAHZU, uno de los nuevos campus del hospital inaugurado en noviembre de 2019, fue designado para atender los casos más graves de la región.

A pesar de que el 75,2 % de los pacientes infectados ingresados en el campus de Zhijiang de FAHZU durante el brote eran casos críticos o graves, el hospital consiguió que no hubiera ninguna infección entre el personal médico, que ningún caso sospechoso pasara inadvertido y que ningún paciente muriera por COVID-19, lo que se consideró el "milagro de los 3 ceros".

Aquí también se produjeron dos trasplantes de pulmón con éxito para casos de COVID-19: uno era un paciente de 66 años y el otro, de 70 años.

Los expertos clínicos y los médicos de FAHZU plasmaron su experiencia en el Manual de prevención y tratamiento del COVID-19, que se tradujo a varios idiomas y se difundió ampliamente en más de 231 países y regiones. Hasta el 18 de abril, el manual se había descargado unas 506 000 veces.

Rápida configuración informática en el campus de Zhijiang de FAHZU

Para atender a los pacientes lo antes posible, el campus de Zhijiang del FAHZU tuvo que desplegar rápidamente todos los recursos necesarios para establecer el nuevo centro desde cero. Los tiempos de la situación en la etapa inicial eran difíciles: a finales de enero, habían comenzado las festividades del Año Nuevo chino, por lo que el transporte de mercancías importantes estaba casi paralizado; la infraestructura informática de la nueva sucursal aún no estaba completa; y los diferentes dispositivos aún no podían coexistir en un solo sistema de monitoreo.

El equipo clínico del FAHZU instó a que todos los datos de los pacientes procedentes de los respiradores, los sistemas de monitoreo de pacientes, las bombas de infusión, las EMR, los PACS y los laboratorios se visualizaran en un solo sistema. Además, el sistema de TI tenía que satisfacer la necesidad de aislamiento, monitoreo continuo e integración de datos.

Al colaborar con Mindray, el hospital rediseñó su sistema de TI. "Hemos elegido la solución adecuada en el momento oportuno", dijo Jun Zheng, subdirector del Departamento de Ingeniería Médica de FAHZU, al hablar de la cooperación con Mindray.

En lugar del tradicional sistema de monitoreo central basado en una pequeña red LAN, Mindray optó por crear un sistema de monitoreo central integrado para todo el hospital que permitiera que todos los dispositivos de cabecera, incluidos los monitores de pacientes, los respiradores y las bombas de infusión de los distintos departamentos, se conectaran directamente al sistema de TI del hospital. De este modo, el equipo médico podía acceder a la información del paciente en cualquier momento y lugar.

El personal del hospital está configurando el sistema de monitoreo central con los monitores de pacientes BeneVision serie N de Mindray.

Sabiendo que la solución tenía que estar en marcha rápidamente para garantizar el tratamiento temprano de los pacientes, los ingenieros de Mindray respondieron velozmente a la solicitud y personalizaron un plan para adaptarse a las necesidades clínicas del hospital. En 2 días, la UTI y las salas de subagudos estaban equipadas con un nuevo sistema de monitoreo de pacientes, lo que les permitía a los cuidadores controlar a todos los pacientes desde fuera de las salas de aislamiento. En los 7 días siguientes se puso en marcha un sistema de información integrado en todo el hospital, lo que permitió un flujo de trabajo clínico más eficaz y un entorno hospitalario más seguro tanto para los pacientes como para el personal médico.

Protección del personal médico

FAHZU dividió la zona de trabajo de su campus de Zhijiang en tres áreas: área de aislamiento, área de semiaislamiento y área limpia. Los pacientes críticos con COVID-19 fueron ubicados en la UTI de aislamiento que ocupaba la 3.ª y 4.ª planta del edificio n.º5 del hospital. Para protegerse de la transmisión del virus, el personal médico tenía que cambiarse las batas protectoras cada vez que se desplazaba de un piso a otro para atender a diferentes pacientes. Sin embargo, el hospital carecía de equipo de protección personal, y cambiarse constantemente las batas de protección era arriesgado e incómodo.

Para solucionarlo, se usó el completo sistema de monitoreo central de Mindray para que los médicos pudieran ver en sus consultorios los cambios de estado de cada paciente en tiempo real y las tendencias fisiológicas de los últimos 10 días a través de la BeneVision WorkStation interconectada. Este sistema les evitaba tener que cambiar de bata y el riesgo de infecciones cruzadas al entrar y salir de las zonas de aislamiento.

También se colocaron WorkStations en dos puestos de enfermería del área de semi aislamiento, que proporcionaban alarmas sonoras y visuales a las enfermeras que tenían que llevar gafas protectoras durante todo el día. Esto les permitió reconocer fácilmente las alarmas y responder rápidamente al deterioro del paciente. Conectadas sin problemas con los monitores de cabecera, estas WorkStations crearon un sistema interoperable que permitía al personal de enfermería ajustar simplemente la configuración de los monitores de cabecera desde fuera de las unidades.

Sin necesidad de estar en estrecho contacto, el personal de enfermería del campus de Zhijiang de FAHZU pudo controlar continuamente a sus pacientes en un entorno más seguro.

Integración de todos los datos de los pacientes

Muchos de los casos graves de COVID-19 eran pacientes de edad avanzada con otras enfermedades crónicas, que a menudo requerían terapias complejas y atención multidisciplinaria. El estado físico de este grupo podría cambiar en cualquier momento. La gran visibilidad de los datos de todo tipo, incluido el historial médico, la información del PACS, los resultados de las tomografías computarizadas y el estado fisiológico en tiempo real, era muy importante para que los médicos pudieran evaluar sus condiciones y adaptar los tratamientos adecuados.

El sistema de monitoreo de pacientes del campus de Zhijiang de FAHZU se integró con su sistema de información clínica, lo que permitió disponer de todos los datos clínicos de las áreas de aislamiento y las áreas limpias a través de la interfaz iView. De este modo, los cuidadores podían ver los informes de tomografía y de otras pruebas de los pacientes en las pantallas de alta resolución de 22 pulgadas de los monitores de pacientes BeneVision N22.

Gracias al módulo BeneLink, otros dispositivos médicos, como respiradores o bombas de infusión, también se interconectaron con los monitores de cabecera. Se puede acceder a los datos de medición en tiempo real, a las formas de onda y a las alarmas de estos dispositivos desde los monitores de Mindray y los sistemas de monitoreo central.

El personal de la UTI comprueba la información del PACS y del laboratorio mediante iView en el monitor de cabecera.

MobileViewer en el smartphone de cada miembro del personal.

BeneVision WorkStation en la consulta del médico, lo que permite un monitoreo remoto y continuo.

Además, el celular de cada miembro del personal estaba equipado con el software MobileViewer, lo que les permitía seguir el estado de sus pacientes y revisar los acontecimientos anteriores cuando estaban desplazándose. Los expertos en cuidados críticos también podían organizar fácilmente reuniones de consulta en diferentes lugares utilizando MobileViewer para ayudar en el tratamiento de casos complicados.

Un médico de la UTI de FAHZU comentó: "Este sistema es muy avanzado. Es como poner una PC en un monitor de pacientes. Al integrar todos los datos de los pacientes, podemos identificar su deterioro e intervenir lo antes posible. Nos da más confianza."

En los últimos meses, las soluciones informáticas personalizadas con M-Connect de Mindray han desempeñado un papel fundamental a la hora de ayudar al Primer Hospital Afiliado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zhejiang a conseguir un flujo de trabajo eficaz, flexible y sin brechas. La visibilidad de los datos y la alta conectividad del nuevo sistema de TI del hospital permitieron a sus cuidadores de primera línea tomar decisiones clínicas informadas y ofrecer una atención centrada en el paciente en un entorno más seguro.

x

Open WeChat and Scan the QR code .Get the Webpage and Share on Moments.