Noticias> Centro de Prensa

Caso de Estudio: resultados de CBC y CRP de un paciente con COVID-19 gravemente enfermo

Mindray 2020-03-11

El brote actual de COVID-19, una nueva enfermedad peligrosa por coronavirus causada por el virus SARS-CoV-2, se ha extendido por toda China y otros 114 países y regiones a partir del 10 de marzo. A medida que la epidemia evoluciona rápidamente, los clínicos en todo el mundo trabajan a contrarreloj responder contra el brote.


¿Puede ser la prueba de hematología fundamental para proporcionar información clínica útil que pueda ayudar a los médicos a mejorar el manejo de los pacientes con COVID-19?

Según la sexta edición de los Criterios provisionales para el diagnóstico in-vitro y el tratamiento de COVID-19, el examen de laboratorio de hematología en pacientes con COVID-19 muestra que en la etapa temprana de la infección, el número total de glóbulos blancos (WBC) en la sangre periférica del paciente resulta ser normal o inferior a la media, con un recuento de linfocitos más bajo. La mayoría de los pacientes mostrarían una proteína C reactiva (PCR) elevada con valores normales de procalcitonina (PCT). Los pacientes en estado crítico mostrarían una disminución progresiva de los linfocitos de sangre periférica.

Nuestro equipo de laboratorio in-vitro en el Hospital Central de Jingzhou realizó un Caso de estudio en un paciente grave con COVID-19. Supervisamos todos los parámetros mencionados anteriormente durante todo el proceso de hospitalización del paciente (incluidos el diagnóstico y el tratamiento). Los resultados de las pruebas de laboratorio muestran que los valores de CBC y CRP han cambiado exactamente en línea con la ley del desarrollo de la enfermedad. Compartimos este caso de estudio con la esperanza de que brinde una referencia útil para los médicos de primera línea en la evaluación y el tratamiento de pacientes con COVID-19.


Información básica y resultados de la prueba


El paciente monitorizado en el estudio tenía antecedentes de contacto cercano con personas de Wuhan. El paciente registró fiebre baja 5 días antes del ingreso sin otros síntomas, y los resultados de CBC y CRP fueron normales. El nuevo examen al día siguiente mostró una ligera disminución de WBC y un ligero aumento del valor de CRP. Las tabletas de levofloxacina se tomaron por vía oral siguiendo las instrucciones del médico para el tratamiento antiinfeccioso. El día de la admisión, el paciente tenía fiebre alta (máximo 39 ℃). La tomografía computarizada del tórax mostró lesiones pulmonares con opacidades dispersas y consolidaciones irregulares. El paciente recibió un diagnóstico presuntivo como caso sospechoso de COVID-19.

Durante todo el proceso de diagnóstico y tratamiento, se han registrado las manifestaciones clínicas del paciente y los resultados de la tomografía computarizada del tórax (ver Tabla 1), y también los resultados de CBC y CRP (ver Figura 1).


Table 1



Figure 1: Análisis de CBC y CRP del paciente, realizado en Mindray BC-6800Plus, BC-6800, BC-5390 CRP y M-100



Discusión


Desde el brote en diciembre de 2019, las investigaciones epidemiológicas han encontrado que la transmisión se produce principalmente a través de gotitas respiratorias y contacto cercano. Aunque no está claro si el aerosol y el tracto digestivo también son canales de transmisión, las personas generalmente son todas susceptibles al COVID-19. [1]

La mayoría de los pacientes tienen síntomas moderados. Sin embargo, con el desarrollo de la enfermedad, los pacientes pueden presentar fiebre, tos, dificultad para respirar y disnea. Algunos pacientes pueden desarrollar rápidamente dificultad respiratoria aguda (SDRA) o incluso morir por insuficiencia orgánica múltiple. [2]

El paciente en este caso tuvo fiebre como primer síntoma, con antecedentes epidemiológicos claros (contacto cercano con otra persona que regresa de Wuhan). La tomografía computarizada del tórax antes del ingreso sugirió que probablemente se trataba de un paciente con neumonía viral que luego se confirmó como un paciente COVID-19 después de la prueba de diagnóstico in vitro de ácido nucleico. Después del ingreso, la respiración del paciente empeoró gradualmente a insuficiencia respiratoria. Después de la ventilación mecánica y otros tratamientos relacionados, los síntomas clínicos básicamente desaparecieron con mejores resultados de imágenes. El paciente fue dado de alta después de dos resultados negativos de la prueba de ácido nucleico.

El paciente tenía fiebre baja en el momento del examen inicial, pero el recuento de hematología de leucocitos y linfocitos era normal, lo que sugiere que el paciente estaba en la etapa inicial de COVID-19 en ese momento.

A medida que la salud del paciente se deterioró, el recuento de glóbulos blancos (WBC #) y el recuento de neutrófilos (Neu #) aumentaron bruscamente después de una ligera disminución, mientras que el recuento de linfocitos (Lym #) continuó disminuyendo. La relación de neutrófilos a linfocitos (NLR) aumentó rápidamente mientras que el valor de la PCR aumenta. En el momento más crítico (el día 13 después del inicio de los síntomas), WBC #, Neu #, NLR y CRP alcanzaron sus picos respectivamente, con Lym # en el punto más bajo.


Después de un tratamiento médico y cuidados adecuados, el paciente se recuperó gradualmente, con una rápida disminución de WBC #, Neu #, NLR y CRP. En contraste, Lym # aumentó gradualmente. El día 25, WBC #, Neu #, NLR, Lym # y CRP volvieron al rango normal. Aunque la tomografía computarizada mostró que las lesiones en los pulmones aún no habían desaparecido por completo, el paciente ya podía moverse sin oxigenoterapia. Lo más importante, el resultado de la prueba de ácido nucleico se volvió negativo.


Una preimpresión de la relación de neutrófilos a linfocitos predice pacientes con enfermedades graves con coronavirus novedoso de 2019 en la etapa inicial, un artículo escrito por el Hospital Beijing Ditan (afiliado a la Universidad de Ciencias Médicas de Beijing) se publicó en la plataforma medRxiv el 12 de febrero. El estudio en hematología concluye que la relación de neutrófilos a linfocitos (NLR) se puede utilizar como biomarcador para predecir la gravedad de la progresión de COVID-19.



Un NLR mayor de 3.13 puede usarse como un predictor independiente de la exacerbación de pacientes con COVID-19. El hallazgo de este caso es consistente con el del estudio publicado por el Hospital Ditan. La NLR del paciente fue superior a 3,13 desde el día 9 hasta el día 22, y la NLR cae por debajo de 3,13 en el día 25. En este caso, se monitorizó la PCT los días 5, 13 y 22, todos los cuales fueron inferiores a 0,5 ng / ml, lo que indica que no se produjo una infección bacteriana grave.


Conclusión


El CBC y la PCR cambian exactamente de acuerdo con la ley del desarrollo de la enfermedad durante el diagnóstico in-vitro y el tratamiento de los pacientes con COVID-19. La monitorización de estos resultados de pruebas de laboratorio de rutina, incluidos WBC, Lym #, NLR y CRP, durante el período de hospitalización es útil para controlar el tratamiento y el pronóstico médico del paciente.


Sobre el Autor


Referencias:

[1]. Chen N, Zhou M, Dong X, et al. Epidemiological and clinical characteristicsof 99 cases of novel coronavirus pneumonia in Wuhan, China: a descriptive study[J]. Lancet, 2020Jan30.pii:S0140-6736(20)30211-7. DOI:10.1016/S0140-6736(20)30211-7. [Epub ahead of print].

[2]. WANG M, CAO R, ZHANGL, et al. Remdesivir and chloroquineeffectively inhibit the recently emerged novel coronavirus (2019-nCoV) in vitro[J]. Cell Research, 2020.